Conocer la forja del siglo XXI

Para conocer la forja de una forma especial, lo mejor que podemos hacer es conocer al forjador.

El forjador es una persona que tiene la gran suerte de poder imaginar y soñar, casi sin límite, y plasmar sus pensamientos en su oficio, “La Forja“.

El forjador ha adquirido unos conocimientos muy importantes e íntimos del hierro, la materia con la que trabaja.

Juntos han aprendido el uno del otro y dicho aprendizaje es continuo en cada trabajo que realizan juntos. El respeto que se tienen es mutuo, y éste es uno de los motivos por los que en cuanto trabajan juntos, los imposibles no existen.

Uno de los conocimientos que hoy os explicaremos es el de los colores. ¿A que se refiere el forjador cuando habla de los colores o tonalidades?, ¿porque los forjadores suelen tener su fragua, yunque … en lugares más bien oscuros? La respuesta a ambas preguntas es la siguiente:

  • El forjador se ha familiarizado con los diferentes cambios de color que adquiere el hierro a diferentes temperaturas, y dependiendo de estos cambios puede llegar a saber cuál es la temperatura que tiene el hierro en cada momento de forma muy aproximada y así saber cuándo puede empezar a trabajarlo sin riesgo de hacerlo sufrir. Esto nos lleva a la respuesta de la segunda pregunta.
  • El forjador necesita trabajar en un lugar más bien oscuro para que de este modo puede ver los cambios de tonalidad del hierro sin la necesidad de sacarlo cada vez de entre medio del carbón. De esta manera se aprovecha mucho más el calor del fuego y se protege un poco más de los cambios bruscos de temperatura antes de trabajarlo.

Frederic Simón